Escuchar platicas de terror es uno de los pasatiempos que en nuestra familia más gozamos, quizás porque hemos sido víctimas de estos sucesos extraños que a muchas personas en el mundo le suceden, recuerdo bien una de las más escalofriantes historias de terror que fue platicada por todas las hermanas de mi madre y ella misma, ya que fueron parte de dicho relato, todo empezó en los 60´s cuando las mujeres se estaban quitando el yugo de opresión que tenían, y la ciudad de Torreón Coahuila, no sería la excepción.

Escalofriantes historias de terror de los sesentas

Mi madre junto con las tías, a escondidas de sus padres, se fueron a una de las ferias, más sonadas de la región, pero siempre fueron asustadas por todos en la familia, ya que se decía que un tramo entre la ciudad de Torreón y Lerdo, había solo plantíos de algodón, pero que nunca se debería de pasar por ahí de noche, ya que se aparecían, las animas de muchos asiáticos, que habían sido masacrados, en dicho lugar.

Ellas o nunca recordaron, pero pasaron sin contratiempo, el problema fue en el regreso, que pasaban de las 12 de la mañana, y para aquellos días, era ya muy tarde para cualquier señorita, que anduviera a esas horas, y aunque muchos quisieron llevarlas a su casa, las tres hermanas se reusaron rotundamente, algo que después lo lamentarían.

Cuando ya se acercaban a dicho lugar, la más pequeña de las hermanas, se acordó de las historias que de dicho lugar, se decían, haciendo que las tres empezaran a temblar, a esa hora, ya no pasaba ni un vehículo, y dentro del plantío, se vio claramente, un espectro que se dirigía hacia ellas, volando bajo, ellas empezaron a correr y a rezar, librando las tres del fantasma que las seguía.

Desde ese día, aunque nunca le contaron a sus padres, de su aventura, nunca más pasaron tarde por dicho lugar.

Daniel