Juan era un joven que tenía como pasatiempo maltratar a todo tipo de animales, una noche después de salir de un bar más o menos a las 11:30 de la noche decide pasarse por el cementerio antes de ir a casa para ver si encontraba algún animalito con el que pudiera divertirse un rato.

Juan Mosquetón

Al llegar allí ve que está cerrado así que decide escalar las rejas y logra entrar, camina y camina adentrándose cada vez más en el cementerio en busca de algún animal pero nada que encuentra, por lo que decide profanar un tumba.

Al no tener herramientas para hacerlo usa sus manos para sacar la tierra, y empieza a hacerlo muy animado sin importarle que sus manos empezaran a sangrar. Al paso de 1 hora de estar haciendo eso sin parar, por fin consigue llegar al cajón del muerto y se dispone a abrirlo.

Juan lo abre y nota que el cajón esta vacío, lo que lo enfurece y decide orinar allí e irse a su casa. Al intentar irse hacia su hogar es empujado al cajón por un esqueleto y encerrado, luego este le empieza a echar la tierra encima hasta dejarla como en un principio y desaparece.

Desde ese momento se dice que a todo aquel que haya maltratado un animal y pase cerca del cementerio en horas muy tarde de la noche es perseguido y golpeado por un hombre muy parecido a Juan, que luego de golpearlos desaparece en la oscuridad.

Si eres amante del terror y buscas un blog que te ponga los pelos de punta no dejes de darle clic a nuestra web donde estamos seguros que encontraras una buena leyenda para disfrutar.

Daniel